Cada día visitamos muchas más web para móviles desde nuestros smartphones

desarrollador web para móviles, diseñador web para móviles, empresa desarrollo web, empresa diseño web, nuevas páginas web de diseño creativo, páginas web para móviles, webs para móviles.

La utilización de la red y la navegación a través webs para móviles se ha convertido en una costumbre generalizada. Las grandes empresas no han tardado en darse cuenta del cambio y ya están diseñando sus webs para móviles. Han pasado 5 años desde aquel acontecimiento planetario que fue la presentación del iPhone, y en ese pequeño periodo de tiempo el 10% del tráfico de Internet en Estados Unidos ya se ha pasado a móviles y tabletas; la misma cifra que en Reino Unido y algo más que en Japón 8% o España 9%. Otro dato que nos sirve para explicar este fenómeno tan reciente es la previsión de la asociación GSM que cifra en 12.000 millones el número de equipos móviles que habrá conectados en todo el mundo en 2020. Pero volviendo al presente nos encontramos también datos muy clarificadores como que ya hay más teléfonos móviles que habitantes en EEUU. Lo más increible de todo esto es que el crecimiento ha tenido lugar en menos de un lustro. Ahora, el 62,8% de los usuarios de teléfonos móviles se conectan a internet través de redes móviles GSM, CDMA y WIFI. Y las cifras ce negocio no son menos abultadas: sólo en EE.UU, de 120 millones de personas que navegaron por internet en el último mes, un 56% pagaron por contenido.

En cuanto a las tabletas, hay que reconocer que sus ventas crecen como la espuma, y eso que sólo han pasado dos años desde que el iPad revolucionó este mercado. Según recientes estudios, los usuarios de Apple son, además, más intensivos: ocupan el 30% del mercado frente al 44% de Android, pero suponen el 59% de la audiencia móvil de EEUU frente al 32% de Android. Aún es pronto para decir que los móviles son más importantes para Internet que los equipos de escritorio. Pero su auge ya no es una previsión, sino una realidad. Hace cinco años parecía que habría antes conexión a Internet en los electrodomésticos que en los bolsillos o bolsos, pero ha sido justo al revés. No es sólo que sean de uso diario, sino que son dispositivos de actualización permanente que se revisan cada 10 minutos por lo que no resulta muy descabellado pensar que acabarán acaparando la mayor parte del tráfico de internet.