Valve se reafirma en su apuesta por Oculus Rift.

Videojuegos.

No es nueva la afinidad de la todopoderosa compañía desarrolladora de Half-Life con Oculus Rift. Sabíamos además el interés de Valve por el desarrollo de un casco de realidad virtual de fabricación propia. Pero en los Steam Dev Days, la compañía ha confirmado que no continúan este proceso sino que confían en Oculus Rift como plataforma VR para Steam.

Así, Valve ha puesto a disposición de aquellos desarrolladores que trabajen con Oculus Rift una beta del cliente de Steam, bautizado como Steam VR –de Realidad Virtual– que permite interactuar al casco y a la aplicación entre sí.

Aun así, consideran que “todavía queda mucho por hacer”, y que esperan que para 2015 se puedan ofrecer diseños de Oculus Rift con una tecnología que prácticamente no ofrezca retraso con la emisión de imágenes y con el reconocimiento de movimiento, y con una calidad que se acerque a la visión real.